Convirtiendo gas en electricidad… ¡y viceversa!

La startup bávara Reverion equipa sus plantas de pilas de combustible con cables HELUKABEL

06/05/2024 – HELUKABEL Marketing

El biogás juega un papel importante en el mundo de las energías renovables. Sin embargo, todavía queda un potencial considerable por aprovechar en su producción y uso. El objetivo de la start-up Reverion es aprovechar mejor este recurso mediante centrales eléctricas innovadoras basadas en contenedores. Estos visionarios bávaros confían en cables HELUKABEL de alta calidad para conectar los componentes electrónicos de sus sistemas de pilas de combustible.

La producción y el uso de biogás juegan un papel importante en la transición global hacia las energías renovables. Sólo en Alemania funcionan actualmente unas 10.000 instalaciones de producción de biogás, que producen biogás mediante la fermentación de estiércol de ganado y otras formas de biomasa. El biogás así producido se transforma principalmente en electricidad, normalmente en plantas de cogeneración con motores de combustión. En Alemania se producen más de 30 teravatios hora de electricidad al año a partir de biogás, lo que equivale a aprox. El 18% del total de la energía producida a nivel nacional proviene de fuentes renovables.

La ventaja que tiene el biogás sobre otras fuentes de energía renovables es que su uso no se ve afectado por el clima ni la luz solar. Esto significa que sigue siendo útil incluso cuando las plantas eólicas y solares se quedan atrás en la producción de energía. La tecnología del biogás también tiene sus inconvenientes. La mayoría de las instalaciones tienen sólo aproximadamente un 40% de eficiencia, lo que hace que la mayor parte de la energía se pierda en la producción. La cantidad de CO2 liberada por la quema de biogases es relativamente baja en comparación con la electricidad producida por la quema de carbón o gas natural, pero sigue siendo considerablemente mayor que la de la energía eólica, hidráulica y solar.

Mayor eficiencia y reducción de la huella de carbono

“El biogás tiene un gran potencial, sólo hay que aprovecharlo mejor”, afirma Lukas Berneiser, director de electrónica de Reverion GmbH. Con raíces en la Universidad Técnica de Múnich, la nueva empresa bávara se ha fijado como objetivo mejorar la eficiencia de la producción de biogás. Reverion ha desarrollado y patentado un revolucionario sistema de central eléctrica basado en contenedores que es capaz de convertir electroquímicamente biogás e hidrógeno en electricidad con una eficiencia del 80%. El dióxido de carbono producido durante este proceso se separa y luego se secuestra, lo que, por primera vez, permite emisiones negativas de CO 2 rentables .

El sistema se puede cambiar al modo de electrólisis, lo que permite utilizar energía eléctrica para producir hidrógeno y metano.

“Nuestros sistemas son especialmente atractivos para empresas agrícolas e industriales que tienen sus propias instalaciones de producción de biogás”, explica Berneiser. “Esto se debe a que con nuestra tecnología, podrían producir el doble de energía a partir de la misma cantidad de biogás”. Su sistema tiene otra ventaja importante: es reversible. “Esto significa que en menos de un minuto el sistema puede pasar al modo de electrólisis, con lo que el exceso de energía de las centrales solares y eólicas se puede utilizar para producir hidrógeno y metano”, afirma Berneiser. De esta manera, la energía se puede almacenar temporalmente en forma de gas y luego volver a convertirse en electricidad o energía térmica cuando sea necesario.

Almacenamiento de energía y demanda de los clientes.

Los equipos eléctricos de Reverion se basan en la experiencia de, entre otros, HELUKABEL.

Un elemento central del sistema Reverion es una estructura de celdas de combustible de óxido sólido, llamada patín. Para producir electricidad, se inyecta biogás purificado en las celdas, donde el aire ambiente lo oxida parcialmente. Esto produce energía eléctrica, que es captada por la red. El subproducto CO 2 puro se separa y secuestra y luego puede utilizarse en diversas aplicaciones técnicas o industriales. El modo de electrólisis esencialmente realiza este proceso a la inversa. Las pilas de combustible utilizan energía eléctrica para producir hidrógeno puro, que puede almacenarse o convertirse en metano utilizando CO 2 . El metano tiene características y aplicaciones similares a las del gas natural. Berneiser está convencido de que “este sistema es la solución a múltiples desafíos, especialmente aquellos relacionados con el almacenamiento y utilización eficiente de energía renovable”.

El equipamiento eléctrico de Reverion se basa en la experiencia, entre otros, de HELUKABEL, que suministra los cables que conectan las pilas de combustible, los inversores de potencia, los sensores y los actuadores, así como el cableado de los paneles de control internos. Los cables de datos también se utilizan para la comunicación entre los patines a través de una red Ethercat, así como líneas híbridas que alimentan y monitorean varios motores. “Los cables integrados deben poder soportar tensiones de hasta 1.500 voltios y temperaturas de hasta 300 grados centígrados”, explica Berneiser. “Para nosotros es igualmente importante que todos los componentes que necesitamos sean de la más alta calidad y estén disponibles de forma fiable”.

Asesoramiento competente y una amplia cartera

Después de muchas recomendaciones, el equipo de Reverion se puso en contacto con HELUKABEL y el director de ventas regional Philipp Walter. “Nuestras conversaciones fueron agradables y el señor Walter era amable y competente”, recuerda Berneiser. Los dos trabajaron juntos para encontrar el cable ideal para cada aplicación. “Suministramos a Reverion, por ejemplo, cables solares de la serie SOLARFLEX, cables H07RN-F resistentes a la intemperie, cables híbridos TOPSERV y cables unipolares H07V-K. Accesorios como prensaestopas de la línea de productos HELUTOP completan el envío”, explica Walter. En zonas de alta temperatura, como cerca de las pilas de combustible, Reverion utiliza cables de níquel HELUTHERM 400 especialmente resistentes al calor, que son capaces de soportar temperaturas de hasta 400 grados centígrados. Con una gama de productos compuesta por más de 33.000 artículos, HELUKABEL es capaz de encontrar una solución adecuada para cualquier aplicación, sin importar cuán desafiante sea, y fue este ingenio el que convenció al liderazgo de la nueva empresa bávara.

La primera planta Reverion con una potencia eléctrica de 100 kilovatios se encuentra en funcionamiento piloto desde octubre de 2023 y la producción en serie está prevista para 2024 y 2025. De este modo, los contenedores podrán distribuirse en toda Alemania, así como en los países vecinos. países. “Si los cables de nuestros productos de preserie demuestran su eficacia en la práctica, pensamos seguir confiando en HELUKABEL para nuestra producción en serie”, afirma Berneiser. “HELUKABEL ha demostrado ser un socio fiable y nos ha proporcionado los cables exactos necesarios para satisfacer nuestras demandas particulares. Esto ha aumentado drásticamente la velocidad a la que nuestras innovadoras plantas de pilas de combustible se acercan a la producción en serie. ¡Esperamos seguir trabajando juntos en el futuro!

Las plantas de Reverion son especialmente atractivas para empresas agrícolas e industriales con producción interna de biogás.

Síguenos en nuestras Redes Sociales

            

Contáctanos

    Open chat
    1
    Hola,
    ¿Cómo puedo ayudarte?